Molinos de Viento
2° A

TODOS MENTIROSOS

A ver quién inventa la mentira más descabellada...

 

Un día vi un sapo volar, un oso con zapatillas Nike y un elefante con cuello de jirafa. Francisco Pueyrredón

Yo un día caminando me fui al auto, en el auto me fui al espacio y vi a los marcianos. Los marcianos me pusieron en una cápsula y de ahí llegué a China. De China me enviaron a Rusia, en Rusia me encontré con un perro que habla y me llevó a Inglaterra. La reina me envió a Alemania y de Alemania me enviaron a USA, de USA a México y de México a Colombia. Y entonces me fui a mi casa en un jet de papel. Santiago Ricciardi

  1. Me fui hasta la luna haciendo la medialuna, me comí a Saturno, Urano y Neptuno. Después tomé el té con Emorlax y jugué con una hormiga. Volví volando arriba de una mosca porque al cohete le agarró fiebre.
  2. Mi tía se compró el sol, dos galaxias y Marte. Se casó con un extraterrestre y les nació un hijo que tenía diez mil corazones pero un cuarto de boca, siete cabezas y cinco colas. Se baña con gotitas de hierro…
  3. Yo me comí un chocolate de lava y como me ensucié me fui a bañar. Con una banana llamé a pterodáctilo y jugamos a tirarnos al sol. Le saqué punta a la luna y después me la comí.
  4. Hice la lista para el supermercado escribiendo con una goma, borré con diez millones de lápices, después me bañé en el inodoro, bailé con un gato y dormí en una nube.
  5. Una vez me cortaron las piernas unos caballos ladrones. El doctor me las pegó con cinta, nos comimos el hospital, nos tomamos el océano y después lo vomitamos todo (por eso ahora todo está normal). Francisco Igarreta
 

Ayer vi un oso polar tomando sol. Una vez viajé en una hoja hasta Nueva York. El perro de mi abuela sabe manejar un avión. Salvador Pefaure

¿Sabían que yo una vez levanté todo el mar? Y otra vez hice un pozo hasta la China. Una vez exploté una pelota tocándola apenitas. También hice popó multicolor. Y otra vez golpeé una pelota apenitas y dio la vuelta al mundo. Me metí adentro de un juego, me convertí en un lápiz y hasta tuve un reloj del tamaño de un gigante. Santos Petracchi

Yo una vez llegué hasta la luna caminando, otra vez vi un Pokemon y también un perro en Secretaría. Una vez vi un animal con un ojo más grande que el otro, un lápiz más grande que la puerta del aula y a un chico de un mes que levantó el mundo entero. Emilio Menvielle

Ilustración de Hilario Del Valle (3° B)