Molinos de Viento
PRIMER GRADO

CHICHE EL CANICHE

Primeros grandes pasos por el mundo de la escritura

 

A partir del siguiente cuento, el maestro Leandro Di Nucci les propuso a los chicos de 1º C que imaginaran posibles continuaciones. ¡Un aplauso para ellos!

 

CHICHE ERA EL PERRO DE KUKY. UN CANICHE MUY BLANCO Y MUY CHIQUITO... ¡Y MUCHO MÁS DESPIERTO QUE CUALQUIER PICHICHO!

POR ESO, CHICHE PUDO ENTENDER A YUYO.

-¡GUAU! ¡GUAU, GUAU! -LO SALUDÓ.

YUYO NO LO VEÍA... ¡PERO LO ESCUCHABA!

-¡QUÉ BOCHINCHE ARMA ESTE PERRITO! NO HAGAN RUIDO... ¡LO VOY A ENCONTRAR!

 

Ilustración de Constantino Montañés (5º B)

¿QUÉ HABRÁ PASADO CUANDO YUYO ENCONTRÓ A CHICHE?

 

BUSCÓ POR TODAS PARTES Y LE FALTÓ EN EL BOSQUE Y SE FUE A BUSCAR Y NO LO VIO A LA VUELTA LO ENCONTRÓ EN UN ÁRBOL. FÉLIX SUÁREZ ANZORENA

 
 

CUANDO KUKY ENCONTRÓ A CHICHE ABAJO DE LA CAMA FUERON A COMER HELADO Y EL FIN. TORIBIO GHIDINI

LO ENCONTRÓ EN LA PLAZA Y DESPUÉS FUERON A UN CONCIERTO A CANTAR. SILVESTRE LARGUÍA

 
 

CHICHE LO ENCONTRÓ ESTABA EN SU CASITA. LO ENCONTRÉ. ESTO FUE MUY DIVERTIDO. JUAN PADILLA CETRA

LO ENCONTRÓ EN LA CANCHA Y SE FUERON AL BAR Y SE PIDIERON UNA COMIDA RICA. LUCAS LLORENTE

YUYO ENCONTRÓ A CHICHE COMIENDO SU COMIDA. PERO ESTABA AL LADO DE LA MESITA DE LUZ DE EL PAPÁ Y LA ESTABA POR TIRAR AL PISO Y QUE SE PARTA EN DOS PEDAZOS, PERO JUSTITO LA AGARRÓ YUYO. JOAQUÍN VEDOYA

CUANDO YUYO LO ENCONTRÓ EN EL ARMARIO SE FUERON A LA PLAZA. JUAN LLAVALLOL

LO ENCONTRÓ ABAJO DE LA CAMA Y FUERON AL PARQUE. JAIME FEURE

 
 

YUYO LO ENCONTRÓ EN EL ESCRITORIO Y SALIERON A LA PLAYA. FÉLIX DE SIMONI

 

YUYO BUSCÓ POR TODA LA CASA Y NO ENCONTRARON NADA. ENTONCES BUSCÓ POR TODA LA CIUDAD Y NO ENCONTRARON NADA Y ENTONCES SE PUSIERON CARTELES QUE DECÍAN BUSCAMOS A CHICHE Y EL NÚMERO DE TELÉFONO Y PASARON MUCHOS DÍAS QUE YUYO SE PUSO A LLORAR Y UN SEÑOR LE DIJO: ¿POR QUÉ ESTÁS LLORANDO? PORQUE SE PERDIÓ MI PERRO, SE PERDIÓ SE LLAMA CHICHE. ¿CHICHE? SÍ CHICHE. AH ES EL PERRO QUE TENGO EN LAS MANOS. ¿EN SERIO? SÍ, LEÍ LA PLACA  DESPUÉS SELO LLEVÓ A LA CASA Y HICIERON UNA FIESTA. ERNESTO BOLTON